Todos los modelos son incorrectos, algunos son útiles

Después de la última entrada quise traer algo más light.

Es una adaptación de un  artículo de James Clear, en el que nos recuerda, que incluso los mejores sistemas del mundo son imperfectos y que entenderlo es importante a la hora de tomar decisiones.

Relatividad General

Einstein desarrolló la teoría general de la relatividad, la cual se ha mantenido significativamente a lo largo del tiempo.

Sin embargo, aunque la teoría explica y predice cómo funciona el universo en muchas situaciones, se rompe algunos casos extremos (como dentro de los agujeros negros).

Y aunque el trabajo de Einstein es imperfecto, ha sido increíblemente útil, no sólo para aumentar nuestra comprensión del mundo, sino también para fines prácticos, como los GPS.

En ese sentido, en el 76, un estadístico británico llamado George Box escribió la famosa frase: “Todos los modelos son erróneos, lo que algunos son útiles”.

Y defendía que deberíamos centrarnos más en si algo puede aplicarse a la vida cotidiana de forma útil en lugar de debatir interminablemente si una respuesta es correcta en todos los casos.

Ya que la interpretación con la que experimentamos es una aproximación a la realidad, a lo correcto.

Por ello, en ese sentido todos los modelos son incorrectos, pero algunos nos son útiles porque nos permiten tejer conocimiento y aplicarlo a nuestra evolución.

Conocimiento que va modulándose a medida que avanza nuestra capacidad y herramientas.

Ya que, al fin y al cabo, aparentemente lo que nos limita y hace que siempre se nos vaya a escapar algo, es nuestra tecnología o lo que nuestra capacidad de raciocinio no alcanza.

De ahí la relatividad de lo cierto.

Entonces, si el mundo percibido no es perfecto…

¿Qué pasos podemos dar para tomar decisiones, dado que ninguna forma de ver el mundo es precisa en todas las situaciones?

Según el autor, desarrollando una amplia colección de marcos de pensamiento.

Siendo cada marco un “modelo mental” y cada modelo mental es una forma de pensar sobre el mundo.

Cuantos más modelos mentales tengas, más herramientas tendrás en tu caja de herramientas de pensamiento para tomar decisiones.

No es lo mismo afrontar un problema de productividad con una técnica que con tres a la vez, estableciendo una estrategia.

Y no es lo mismo quedarte con la primera opinión sobre un tema o persona en particular que jugar con tus juicios y alternativas adquiriendo distintos frentes.

A más herramientas, más flexibilidad y margen para crear nuestra visión y acción.

Porque si bien, está bajo nuestro control desarrollar una forma de pensar sobre el mundo que, en general, se ajuste a los hechos que tenemos, si queremos evolución, debemos ser prácticos y no quedarnos tan atascados pensando en las cosas de la misma manera, de forma que nunca hagamos nada o ya lo demos todo por sentado.

El equilibrio (mi opinión) está en procurar estar tan seguros de nuestras ideas como list@s para dejarlas ir.

Al igual que hace y rehace la ciencia (o eso intenta).

Que no es poco.


Hasta la próxima

Artículo