Tomándonos la vida con Filosofía

Con sus raíces en la Atenas del Siglo 3, el estoicismo no se complica con grandes teorías sobre el mundo ni en debates centenarios.

Sino que nos invita a encontrar la plenitud a través del control de las cosas que sí dependen de nosotros: nuestras emociones, acciones y juicios.

El discurso de esta Filosofía se divide en tres partes, la lógica (razonamiento), la física (leyes naturales) y la ética (comportamiento).

Y Epitecto, en su momento interrelacionó estas partes con tres disciplinas que explican cómo dar con la satisfacción partiendo de lo controlable.

Siendo esto lo que traigo hoy: un acercamiento a la práctica de esta corriente.

Asentamiento, Deseo y Acción

La Disciplina del Asentamiento, tiene que ver con la lógica detrás nuestros juicios y reacciones a lo que nos ocurre, y tiene implícito la virtud de la sabiduría.

¿Reaccionas cuando alguien intenta molestarte o herirte?

¿Te tiras de los pelos cuando las cosas no ocurren como esperas?

¿Te dejas llevar por la emoción de tus juicios?

Para el estoico, no se trata de no reaccionar y ser inerte, sino de dar un paso atrás antes de dejarse llevar por los dramas (“asentándose”).

“Cualquier persona capaz de enfadarte se convierte en tu maestro. Puede enfadarte sólo cuando te permites ser molestado por él”. – Epitecto

Para ello, buscan reinterpretar lo que perciben para que su presente no se vea perturbado.

Los antiguos, por ejemplo, solían hacer un ejercicio que se llama dar la vuelta al obstáculo, con el que pretendían hacer imposible no practicar este cambio de perspectiva:

Supongamos por un momento que tratamos de ayudar a alguien y éste nos responde de manera negativa y bruta.

En lugar de hacernos la vida más difícil, el ejercicio dice que en realidad nos están orientando hacia nuevas virtudes, como la paciencia, el aprendizaje, la comprensión, o la libertad.

Es decir, que para el estoico (o estoica) de lo que ocurre nada tiene por qué ser bueno o malo, sino una oportunidad si se analiza de otra manera.

La disciplina del “Deseo” tiene que ver con renunciar a pretender que las cosas sean a nuestro antojo, y con la aceptación de las cosas tal y como son (Física).

Sobre todo analizando qué tiene sentido o no desear dado lo que es alcanzable o está bajo nuestro control.

Esta disciplina está implícita en las virtudes  asociadas con el autocontrol: El “coraje” (de hacer frente al sufrimiento) y la “templanza” (evitar los placeres insanos).

Se puede resumir en otro de los pasajes más significativos de Epitecto:

“No busques que los eventos sucedan como deseas, sino desea que los eventos sucedan como suceden y tu vida transcurrirá sin problemas y con serenidad”.
(Fácil de escribir pero recordemos que se trata de una Filosofía práctica).

 Por último, la Disciplina de la Acción por su parte, tiene que ver con cómo nos comportamos con los demás (Ética). 

El estoicismo es una corriente filántropa y para los estoicos nuestra forma de dirigirnos al resto es lo más importante independientemente del contexto y la resultante.

Ya que nuestra intención sí es controlable, contrariamente al resto de factores, como la reacción o la opinión del otro.

 Así que lo justo (virtud de la justicia) es ser buenas personas con los demás, al igual que con nosotros mismos independientemente del entorno.

“No pierdas más tiempo explicando lo que es ser buena persona, sé una’’. – Marcus Aurelius

Estoicismo moderno

En el estoicismo moderno nos encontramos con que cada persona “estoica” escoge sus principios en base a sus lecturas, experiencia y práctica.

Pero cierto es que en un mundo como el actual que roba nuestra emoción todo el tiempo, el estoicismo está cogiendo más fuerza.

(Te conviertes en lo que das tu atención, decía Epitecto).

Por eso, he pretendido acercar desde uno de los principales autores antiguos la dinámica de la corriente.

Aún así, el estoicismo es mucho más, y lo iré trayendo en un futuro próximo.

Por lo pronto, ¡hasta pronto!


Referencias:

Importante:  Transmitir sobre una corriente de forma simplificada sin dar la brasa es complicado, pero ha sido lo mejor que he podido para evitar al máximo el sesgo de información. En las siguientes páginas pueden ampliar más desde gente que controla bastante.

Diarioestoico / El estoico

Libros: Discursos de Epitecto (pero recomiendo Meditaciones de Marcus Aurelius).